Estás en: Inicio > Medidas terapéuticas > Asma > Tratamiento farmacologico

MEDIDAS TERAPÉUTICAS FARMACOLÓGICAS

El principal objetivo del tratamiento del asma es controlar los síntomas y evitar la aparición de crisis. Existen varias opciones de tratamiento según las necesidades del paciente.

El asma necesita un tratamiento para mantenerlo controlado y mejorar los síntomas. Es probable que el médico necesite ajustar las dosis de los medicamentos, o bien cambiar de tratamiento para conseguir el control del asma, por lo que es importante realizar las visitas de seguimiento.
 
Los tratamientos disponibles para el control del asma a largo plazo se clasifican en 3 categorías:

  • Tratamiento de control o mantenimiento: se usa de forma regular y reduce la inflamación de las vías aéreas, controlando así los síntomas. 
  • Tratamiento sintomático o de rescate: se usa según cuando el paciente tiene una crisis de asma (se conoce también como exacerbación o agudización).  Proporciona un alivio más rápido de los síntomas. 
  • Tratamientos adicionales: en casos más graves puede ser necesario añadir otro tratamiento para controlar el asma.

Los medicamentos más importantes para el control del asma son los agonistas beta 2 y los glucocorticoides inhalados. 

  • Los agonistas beta 2 son broncodilatadores, es decir, favorecen que aumente el diámetro de los bronquios para que puedan entrar más aire al pulmón. Se administran mediante inhalación con un dispositivo. 
  • Los glucocorticoides son antiinflamatorios, es decir, mejoran la inflamación pulmonar característica del asma. También suelen ser inhalados, aunque los hay por vía oral para situaciones más graves.  

La mayoría de los fármacos para el asma se administran por vía inhalatoria mediante dispositivos de inhalación. Los dispositivos más frecuentes son los inhaladores presurizados, los dispositivos de polvo seco y, en menor medida, los nebulizadores. Es importante conocer la maniobra de inhalación de cada dispositivo para usarlo correctamente y asegurar que el medicamento llega bien a los pulmones. 

Los agonistas beta 2 y los glucocorticoides se pueden combinar en caso de necesitar un mayor control del asma, por lo que el médico puede recetar dos inhaladores diferentes o bien uno solo que contenga los dos medicamentos.

Última actualización 23/10/2017
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.