SÍNTOMAS

La presencia de disnea, tos, sibilancias y opresión torácica es la sintomatología más típica del asma, aunque también son características de otras enfermedades respiratorias 

El asma se caracteriza por una serie de síntomas y signos clínicos como disnea, tos, sibilancias y opresión torácica. Suelen ser variables, de predominio nocturno o de madrugada y estar provocados por la aparición de desencadenantes típicos como la presencia de alérgenos, infecciones víricas, el humo del tabaco o el ejercicio. Ninguno de estos síntomas son exclusivos ni específicos del asma, sino que aparecen frecuentemente en otras enfermedades respiratorias, por lo que su presencia no es suficiente para el diagnóstico de ASMA.1

Los síntomas y la limitación al flujo aéreo pueden resolverse espontáneamente o con la medicación. Además, suelen ser intermitentes, pudiendo no estar presentes durante semanas o meses.2

BIBLIOGRAFÍA

  1. Guía Española para el Manejo del Asma. GEMA 2009. Descargable en www.gemasma.com
  2. Guía GINA. Global Iniciative for Asthma. Estrategia Global para el Manejo y la Prevención del Asma. Edición 2014. Descargable en http://www.ginasthma.org
Última actualización 19/01/2021