Blog Asma: Sexualidad y asma

Un factor que muchas veces no se tiene en cuenta es la relación, cada vez más estudiada, que existe entre la sexualidad y el asma.
El Dr. Vicente Plaza nos hace un breve resumen sobre su importancia a continuación.

Cualquier enfermedad crónica, y entre éstas el asma, puede afectar la vida sexual de los pacientes. Sin embargo, es un aspecto por el que los médicos no acostumbran a preguntar a sus enfermos y éstos, por su parte, tampoco acostumbran a exponerlo de forma espontánea.


Si bien no existen muchos estudios que hayan explorado el impacto del asma en la actividad sexual, los pocos disponibles ponen de manifiesto que parece ser importante, en particular en los pacientes con asma grave o no controlada. En un estudio efectuado en 356 pacientes norteamericanos la limitación para la actividad sexual fue la tercera actividad citada como más frecuentemente afectada, tan solo por detrás de subir escaleras o realizar las tareas domésticas; y hasta dos tercios de los encuestados referían limitaciones sexuales por culpa del asma.1

En nuestro ámbito, un estudio reciente que evaluó a 172 asmáticos de ambos sexos mediante cuestionarios validados de calidad de vida sexual constató que, las mujeres presentaban una mayor limitación sexual y los varones una mayor disfunción eréctil que los del grupo control. Se observó además una relación entre la existencia de problemas sexuales y un peor control del asma.2

Los mecanismos por los que el asma puede impactar sobre la vida sexual de los pacientes son múltiples. La actividad sexual, como cualquier otro ejercicio físico puede ocasionar en pacientes con asma insuficientemente controlada episodios de exacerbación asmática; hace años se acuñó en la literatura anglosajona el término “sexercise induced asthma” para describir dicho fenómeno y que supone una variante del asma inducida por ejercicio (exercise induced asthma). La propia excitación previa al acto sexual, por hiperventilación, también puede contribuir a la aparición de síntomas asmáticos durante el coito.
Y la exposición, en asmáticos alérgicos, a determinadas sustancias a las que están sensibilizados y con las que interaccionan durante el acto sexual, también podrían actuar como desencadenantes, a veces incluso con reacciones graves de anafilaxia; como por ejemplo sucede con el látex de los preservativos, o los ácaros del polvo de la ropa de la cama o incluso por hipersensibilidad al líquido seminal del varón.

En conclusión, la vida sexual de los pacientes con asma está afectada, en particular en aquellos con asma no controlada. Dado que es un aspecto importante de la calidad de vida de las personas y que el asma la condiciona, debería ser específicamente abordada y evaluada en las visitas rutinarias de seguimiento de dichos enfermos.

 

  1. Meyer IH, et al. Asthma-Related Limitations in Sexual Functioning: An Important but Neglected Area of Quality of Life. Am J Public Health.2002;92(5):770-772.
  2. Soto G, et al. Arch Bronconeumol. 2017; (en prensa).

Leer +

Sobre el Dr. Vicente Plaza

El Dr. Plaza es director del Servicio de Neumología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

 
 

 

 

Este contenido es exclusivo para profesionales sanitarios

¿Ya estás registrado?

Identifícate ahora:

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

REGÍSTRATE
Última actualización 09/07/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.