¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad respiratoria que se asocia con la inflamación de las vías aéreas. Los síntomas más comunes son dificultad para respirar, tos, opresión en el pecho y sibilancias en la respiración.1

El asma y la alergia son dos enfermedades diferentes, aunque en algunos casos están relacionadas.1

El asma es una enfermedad crónica, es decir, es para toda la vida, no se “cura” aunque puede remitir de forma espontánea en algunas ocasiones, o aparecer de forma espaciada en el tiempo, es decir, que los síntomas no se sufren de forma continua sino intermitente.1

 

Las exacerbaciones y sus consecuencias

Las exacerbaciones en el asma son el empeoramiento de los síntomas de la enfermedad y tienen repercusión en el día a día de los pacientes asmáticos.2 Estas exacerbaciones pueden provocar sensación de desánimo y hacer que el paciente sienta que es una batalla que no puede ganar.

 

Factores de riesgo

La aparición de los síntomas del asma se relaciona con la exposición a factores ambientales como la contaminación, el tabaco, o los cambios de estación.3

Hay algunos factores de riesgo en asma que se han relacionado con una enfermedad más grave, tanto en niños como en adultos:3

  • Factores pre y post-natales: el nacimiento prematuro o si la madre ha fumado durante el embarazo aumentan la probabilidad de sufrir asma. Sin embargo, la lactancia materna puede considerarse un factor protector.
  • Exposición a ácaros y mascotas: algunas personas alérgicas al polvo y al pelo de las mascotas pueden ser más propensas a padecer también asma.
  • Piel atópica: las personas que presentan atopia tienen mayor probabilidad de ser asmáticas.
  • Rinitis: las personas que sufren rinitis, tanto alérgica como no alérgica, tienen mayor riesgo de sufrir asma en el futuro.
  • Contaminación ambiental: en lugares donde hay niveles elevados de tóxicos en el aire los síntomas del asma suelen empeorar.
  • Tabaquismo: los pacientes asmáticos fumadores suelen presentar peores síntomas
  • Uso incorrecto del inhalador: en pacientes asmáticos que reciben tratamiento con inhaladores, una mala técnica de inhalación puede favorecer el empeoramiento de los síntomas. Además, no tomar el tratamiento tal y como el médico lo ha prescrito también puede contribuir a empeorar la enfermedad.4

 

Atención telefónica de RESPIMAT

 

 

También te puede interesar..

Preparación del inhalador RESPIMAT® para el primer uso

El inhalador RESPIMAT® dene prepararse antes del uso

Acceder

 

Cómo utilizar el inhalador RESPIMAT® cada día

Tres pasos principales para utilizar el inhalador cada día

Acceder

 

Referencias

  1. Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA). Descargable en www.gemasma.com
  2. Fuhlbrigge A, et al. National Institure of Health. Asthma Outcomes: Exacerbations. J Allergy Clin Immunol. 2012;129(3 Suppl):S34–S48.
  3. Cabrera Navarro P, et al. Arch Bronconeumol. 2001;37:248-256.
  4. Guía GINA. Global Iniciative for Asthma. Estrategia Global para el Manejo y la Prevención del Asma. Edición 2014. Descargable en http://www.ginasthma.org

 

SPO.1093.092019

Última actualización 27/02/2020
Uso de cookies

 

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.