Pasado, presente y futuro de los LAMA en asma

Los receptores muscarínicos están implicados en la fisiopatología del asma. Los fármacos antagonistas de estos receptores, particularmente los de acción larga, desempeñan un papel relevante en el tratamiento de esta enfermedad

El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias que afecta a 300 millones de personas en el mundo y cuyo tratamiento de mantenimiento se basa en la administración de corticoides inhalados (ICS, por sus siglas en inglés) y beta 2-agonistas de acción larga (LABA, por sus siglas en inglés). A pesar de las recomendaciones y tratamientos disponibles, se estima que más del 50% de los pacientes experimenta un control insuficiente de su enfermedad, con el consiguiente riesgo de exacerbaciones que ello supone.

Accede para ver el artículo completo

Inicia sesión o regístrate para acceder a este contenido exclusivo

¿Ya estás registrado?

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

REGÍSTRATE
Última actualización 16/10/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.