Blog Asma: Las comorbilidades en asma

El Dr. Trigueros desarrolla, en el siguiente artículo, las cuestiones más importantes sobre la comorbilidad en el asma y su manejo práctico.

El asma es una enfermedad crónica prevalente que cursa con inflamación y obstrucción de la vía aérea y que se presenta clínicamente con una importante variabilidad en la presencia de síntomas y signos.

Un aspecto cada vez más importante es el impacto que puede producirse en el asma cuando coexiste con otras enfermedades crónicas y cómo esta interacción puede modificar la historia natural, forma de presentación, respuesta al tratamiento o pronóstico de dichas enfermedades.
 

Coexistencia del asma con otras enfermedades crónicas

En el concepto clásico, estaríamos hablando de comorbilidad desde el punto de vista de considerar al asma como la enfermedad principal y las demás enfermedades crónicas como entidades patológicas que se añaden a la primera. Este concepto de comorbilidad es, en el entorno de la Atención Primaria, frecuentemente desplazado por el de pluripatología que interpreta la presencia de la situación sin establecer una enfermedad principal, sino un conjunto coincidente de enfermedades crónicas que interaccionan en el tiempo.
 

Comorbilidades en asma más comunes

Enfermedades respiratorias

Entre las enfermedades respiratorias la presencia de rinitis crónica con criterios presentes o ausentes de estacionalidad, acompañada de poliposis nasal y a veces también por alergia a ácido acetilsalicílico o antiinflamatorios no esteroideos se puede encontrar hasta en un 70% de los casos.

  • La disnea funcional que, en población general, afecta a entre un 5 y 10% de los individuos, en el caso del asma se eleva hasta un 29% y en pacientes asmáticos graves de difícil control (AGDC) hasta en un 30-64%.
  • La disfunción de cuerdas vocales es también muy frecuente, de tal manera que la presencia de alteraciones en la adducción de las cuerdas vocales en reposo y la presencia de AGDC se puede encontrar en un 35% de casos.
  • Las bronquiectasias, más asociadas tradicionalmente a la presencia de EPOC, se pueden poner de manifiesto hasta en un 30% de los pacientes asmáticos con AGDC.
  • El síndrome de apnea hipopnea del sueño (SAHS), que en población general encontramos alrededor de en un 10% de individuos, asciende en el caso de los asmáticos hasta valores de un 50% y de un 80% en AGDC. Es frecuente en el caso del asma con SAHS encontrar otras entidades también implicadas como obesidad, reflujo gastroesofágico (RGE), rinitis y un componente inflamatorio sistémico reconocible. En estos casos se encuentra un riesgo elevado de sufrir exacerbaciones de asma y una posible declinar del FEV1 incrementado.

 

Leer +

Sobre el Dr. Trigueros

El Dr. Juan Antonio Trigueros es médico de Familia en el Centro de Salud Menasalbas (Toledo) y coordinador del Grupo de Habilidades en Patología Respiratoria de la SEMG (Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia). 

 

Accede y descubre el artículo completo y el vídeo formativo del Dr. Trigueros

 

 

Inicia sesión o regístrate para acceder a este contenido exclusivo

¿Ya estás registrado?

¿Has olvidado tu contraseña?

¿Aún no estás registrado?

REGÍSTRATE
Última actualización 03/12/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.